Cobertizos

Casetas de Jardín y cobertizos. ¿No sabes cuál comprar?

Lo primero que debes saber es su finalidad, y qué tipo de casetas de jardín o cobertizo necesitas. Existen varios tipos: cobertizos de madera, cobertizos de fierro (o metálicos), casetas para jardín de resina (cobertizos plásticos) y cobertizos para leña. Además también te mostraremos los accesorios con los que puedes equipar tu caseta de jardín.

TIPOS DE CASETAS DE JARDÍN y COBERTIZOS

 

¿Cómo elegir entre las diferentes Casetas de Jardín? ¿Cómo elegir el mejor cobertizo?

Hay infinitos fabricantes y marcas, entre las que destacan Leroy Merlin y Gardium. Para elegir correctamente qué caseta de jardín o cobertizo vamos a comprar, tendremos que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Tamaño:

 Deber tener claro cual será su fin: caseta para herramientas, caseta para bicicletas, caseta para leña, caseta para jardín y herramientas, etc… Por que de ello dependerá el tamaño.  Piensa bien las cosas que vas a  guardar en la caseta para jardín, porque es ahí cuando tendrás que elegir un tamaño u otro. Además cuando hablamos del tamaño del cobertizo hay que pensar si vamos a necesitar hacer alguna actividad dentro de él. Hay quien se construye dentro un pequeño taller para hacer algunas tareas con sus herramientas.

Material: 

Este punto es muy importante, pues el clima que predomine dónde vivas deberá hacerte usar un material y otro. La humedad -cantidad de lluvia-, el sol y el calor son los principales factores que influyen en la durabilidad de los materiales. Cualquiera, puede valer para cualquier clima. Las casetas de madera (ver en amazon) resistirán la humedad y las lluvias sólo si la madera está bien tratada. Aunque las altas temperaturas constantes, y un clima seco es lo más indicado para este tipo de casetas de jardín. Los Cobertizos de Fierro o las casetas de metal, suelen ser algo más caras, pero su bajo mantenimiento y alta resistencia las hacen muy codiciadas.

La Base: 

debes tener muy en cuenta dónde la vas a instalar y el uso que le vas a dar, pues hay asegurarse de si traen un “fondo” o base incluido. Esta característica hace que los cobertizos de resina (ver en amazon) sean una muy buena elección para muchos casos. Muchos cobertizos de madera o de fierro de tamaño mediano/grande, no traen la base incluida. Si lo tienes más claro, el siguiente paso es echar un vistazo a los diferentes modelos de cobertizos (más arriba). Encontrarás casetas para jardín, armarios y cobertizos baratos, de buena calidad y de fácil montaje. Más abajo te contamos más sobre las soleras.

¿Es necesario que mi caseta para jardín tenga ventanas?

Hay quien en un cobertizo grande y amplio realiza actividades dentro del mismo. Hay quien monta un pequeño banco con sus herramientas, arregla sus bicicletas, etc…  Este es prácticamente el único uso que puedes darle a las ventanas. Dejando a un lado el meramente “estético” y decorativo. Si vas a preparar una caseta de madera en tu jardín para que tus hijos la utilicen jugando, si que es totalmente recomendable que tenga ventanas para que tenga una ventilación adecuada .

Casetas de Jardín

De el mismo modo, si deseas instalar una caseta de jardín para hacer un pequeño huerto (para plantas de interior, por ejemplo)  es recomendable que esta posea ventanas. Así entrará luz solar que le puede ir bien a tus plantas.

 

¿Qué uso puedo dar a las Casetas de Jardín?

Los usos que podemos dar las casetas de jardín son innumerables, depende hasta de tu propia imaginación: Guardar Bicicletas, guardar herramientas, Hacer Compost Orgánico para jardinería (en los de resina). Guardar cubos y bolsas de basura para evitar animales, insectos y olores. Almacenaje General y organización. Casita de madera para juegos infantiles. Taller de pintura, etc… ¡incluso para hacer tu laboratorio clandestino de meta-anfetamina!  a lo Breaking Bad Jeje (Ni se os ocurra eh, que esto último es broma…)

En realidad, podemos incluso usarla como gallinero (haciéndole una buena ventilación). Caseta de animales. Hacer un pequeño hogar para nuestros perros, que podamos limpiar fácilmente, ya que entraremos de pié en ella. O una buena casita para tomar el té en verano… Podemos convertir un cobertizo y una caseta de jardín en lo que queramos. ¡Dejar volar vuestra imaginación!

Existen infinidad de accesorios, que nos ayudarán a darle los detalles que queremos. Iluminación, candados, mayas, telas impermeables, veletas, mesas, bancos de trabajo ¿más? Mira esta sección y te damos más ideas para tus casetas de Jardín o cobertizos.

El suelo o solera de nuestras Casetas de Jardín

Lo más normal es que todos los cobertizos o casetas de jardín de tamaño pequeño vengan equipadas con su suelo o parte baja. Pero también es normal que las de tamaño mediano y grande no lo traigan. Es por esto que debemos hacer nosotros una buena base o solera donde apoyarlas, antes de comprarla.

Este es el primer paso a tener en cuenta, pues de él dependerá que quede las casetas de Jardín sienten a la perfección y queden cómodas y bien fijadas. Si necesitáis hacer una solera o base sólida de cemento u hormigón y no os atrevéis, deberéis contactar con un albañil. Una vez hecho esto, es importante fijarla al suelo. De esta forma evitaremos que se produzcan accidentes o sustos con el aire, las tormentas, etc.

Una vez hecho esto, hay diferentes tipos de suelo, con drenaje, de madera o plástico y en diferentes formatos que le van como anillo al dedo a todas las Casetas de Jardín. También hay quien prefiere dejarla en bruto; cuestión de gustos y del uso que le vayamos a dar.